Con la reciente reapertura de la frontera con Brasil, habitantes del municipio Gran Sabana en Bolívar no solo viajan a Pacaraima para abastecerse de alimentos y medicinas, también para surtir sus vehículos y bidones con gasolina.

La falta de combustible, problema que lleva años en los municipios del sur, se ha agudizado en los últimos días, al punto que las ventas clandestinas y hasta en las mismas estaciones de servicio resultan más costosas que en él está fronterizo de Roraima.

«El problema de la gasolina ha estado terrible, y la gente se vuelve loca y te la cobra al doble de lo que la venden en Brasil», dijo Francisco Hernández, habitante de Santa Elena de Uairén.

Mientras que en Pacaraima, Brasil, el precio de la gasolina es 4 reais por litro, en Santa Elena de Uairén la venden a 7 o más reais.

Cada real es comprado a 1.400 bolívares por transferencia. Es decir, en Brasil compran gasolina a unos Bs. 5.600 por litro, mientras que en Gran Sabana a Bs. 9.800 o más por cada litro.

Mientras tanto, en Ciudad Guayana y Ciudad Bolívar denunciaron que en las estaciones de servicio cobraban 20.000 bolívares por permitir el surtido de gasolina y diésel en bidones, en complicidad con los militares encargados de custodiar y controlar las colas de vehículos.

Le puede interesar:

+ Información

Recibe nuestro Germinador de Noticias en tu celular a través de Telegram ¡Únete a nuestro canal aquíAdemás, no pierdas detalle del acontecer noticioso siguiéndonos en TwitterInstagram y Facebook.

The post En Gran Sabana cobran la gasolina al doble de lo que la venden en Brasil appeared first on Caraota Digital.